La protección de datos desde el diseño es un método que salvaguarda la privacidad mediante la incorporación de una serie de garantías de protección de datos en los productos y servicios desde las primeras fases de desarrollo de un software


1::Los ingenieros de software prefieren aplicar políticas de privacidad.
2::La privacidad es un problema social y no de ingeniería.
3::La falta de unas herramientas adecuadas para llevar a cabo la protección de datos desde el diseño.

Lamentablemente, esta no es la respuesta correcta en el contexto del presente supuesto. «Políticas de privacidad» es el nombre común que reciben los documentos o declaraciones en los que los prestadores de servicios detallan el tratamiento que brindan a la privacidad de sus clientes y los usos que pueden dar a sus datos personales (es decir, qué datos personales recogen, para qué fines, quiénes son los destinatarios de estos datos, etc.). La protección de datos desde el diseño garantiza una mejor protección de la intimidad que las políticas de privacidad.

El segundo motivo es la falta de unas herramientas de software adecuadas para llevarla a cabo.

Para más información, véase el informe de a (ENISA) sobre privacidad y protección de datos desde el diseño: https://www.enisa.europa.eu/activities/identity-and-trust/library/deliverables/privacy-and-data-protection-by-design.

 

Obsérvese también que la necesidad de proteger los datos desde el diseño se aborda asimismo en el Reglamento general de protección de datos [Reglamento (UE) 2016/679, que entró en vigor el 24 de mayo de 2016 y será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018; puede consultarse en el siguiente enlace: http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX:32016R0679&qid=1473612361870].

 

Si bien es cierto que la privacidad constituye un problema social, en el mundo interconectado y digital en el que vivimos, se trata de un aspecto que puede regularse y protegerse con un diseño adecuado; es por ello por lo que se habla de una protección de datos desde el diseño.

El segundo motivo es la falta de unas herramientas de software adecuadas para llevarla a cabo.

Para más información, véase el informe ENISA sobre privacidad y protección de datos desde el diseño: https://www.enisa.europa.eu/activities/identity-and-trust/library/deliverables/privacy-and-data-protection-by-design.

 

Obsérvese también que la necesidad de proteger los datos desde el diseño se aborda asimismo en el Reglamento general de protección de datos [Reglamento (UE) 2016/679, que entró en vigor el 24 de mayo de 2016 y será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018; puede consultarse en el siguiente enlace: http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX:32016R0679&qid=1473612361870].

 

Efectivamente, este es el segundo motivo por el que los planteamientos tradicionales de la ingeniería de software presentan limitaciones en cuanto a la protección de datos desde el diseño. Por consiguiente, es importante poner más herramientas a disposición de la comunidad de ingenieros de software.

 

Para más información, véase el informe de ENISA sobre privacidad y protección de datos desde el diseño: https://www.enisa.europa.eu/activities/identity-and-trust/library/deliverables/privacy-and-data-protection-by-design.

 

Obsérvese también que la necesidad de proteger los datos desde el diseño se aborda asimismo en el Reglamento general de protección de datos [Reglamento (UE) 2016/679, que entró en vigor el 24 de mayo de 2016 y será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018; puede consultarse en el siguiente enlace: http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX:32016R0679&qid=1473612361870].



(tenga en cuenta que en algunos textos también puede encontrar el término «privacidad desde el diseño»). Sin embargo, tradicionalmente la ingeniería de software ha tenido limitaciones para desarrollar tecnologías cuyo diseño garantice la privacidad. Existen dos motivos principales por los que los planteamientos tradicionales de la ingeniería de software presentan limitaciones en cuanto a la protección de datos desde el diseño. El primer motivo es la falta de concienciación de los programadores y de los responsables del tratamiento de datos. 

¿Cuál es el segundo motivo?