En general, cuando visita sitios web que prestan diversos servicios, da por sentado que el tratamiento adecuado de su privacidad y de sus datos personales depende de la buena voluntad del prestador de servicios (es decir, del propietario del sitio web).


1::Programa antivirus
3::Protección de datos desde el diseño
2::Criptografía

Lamentablemente, esta respuesta no es correcta. Un antivirus es un programa informático que protege su equipo de software malintencionado. Aunque en algunos casos un antivirus pueda protegerle de un código malintencionado que pueda afectar a su privacidad (por ejemplo, un programa espía), no se trata de una decisión de privacidad integrada en la tecnología. El método centrado en integrar la privacidad en la tecnología se denomina protección de datos desde el diseño y consiste en la incorporación de una serie de garantías de protección de datos (tales como la minimización del tratamiento de datos personales o la seudonimización de dichos datos en cuanto sea posible) en los productos y servicios desde las primeras fases de desarrollo de un software. La necesidad de proteger los datos desde el diseño (obsérvese que en algunos textos también puede encontrar el término «privacidad desde el diseño») se aborda asimismo en el Reglamento general de protección de datos [Reglamento (UE) 2016/679, que entró en vigor el 24 de mayo de 2016 y será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018]. Para más información, véase el informe de ENISA sobre privacidad y protección de datos desde el diseño: https://www.enisa.europa.eu/activities/identity-and-trust/library/deliverables/privacy-and-data-protection-by-design.

 

En efecto, esta es la respuesta correcta. La protección de datos desde el diseño es un método que salvaguarda la privacidad mediante la incorporación de una serie de garantías de protección de datos (tales como la minimización del tratamiento de datos personales o la seudonimización de dichos datos en cuanto sea posible) en los productos y servicios desde las primeras fases de desarrollo de un software. La necesidad de proteger los datos desde el diseño (obsérvese que en algunos textos también puede encontrar el término «privacidad desde el diseño») se aborda asimismo en el Reglamento general de protección de datos [Reglamento (UE) 2016/679, que entró en vigor el 24 de mayo de 2016 y será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018]. Para más información, véase el informe de ENISA sobre privacidad y protección de datos desde el diseño: https://www.enisa.europa.eu/activities/identity-and-trust/library/deliverables/privacy-and-data-protection-by-design.

 

Lamentablemente, no es correcto, aunque la criptografía se puede integrar en la tecnología como decisión de privacidad. Las técnicas criptográficas se pueden considerar una forma de tecnología de protección de la intimidad (PET, por sus siglas en inglés), en el sentido de que garantizan la confidencialidad de los datos; sin embargo, la criptografía es solo un ejemplo de medida técnica que permite proteger la intimidad. La respuesta correcta es la protección de datos desde el diseño, un método que salvaguarda la privacidad mediante la incorporación de una serie de garantías de protección de datos (tales como la minimización del tratamiento de datos personales o la seudonimización de dichos datos en cuanto sea posible) en los productos y servicios desde las primeras fases de desarrollo de un software. La necesidad de proteger los datos desde el diseño (obsérvese que en algunos textos también puede encontrar el término «privacidad desde el diseño») se aborda asimismo en el Reglamento general de protección de datos [Reglamento (UE) 2016/679, que entró en vigor el 24 de mayo de 2016 y será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018]. Para más información, véase el informe de ENISA sobre privacidad y protección de datos desde el diseño: https://www.enisa.europa.eu/activities/identity-and-trust/library/deliverables/privacy-and-data-protection-by-design.



Una mejor manera de garantizar su privacidad sería que los prestadores de servicios integrasen directamente las decisiones de privacidad en la propia tecnología en lugar de limitarse a exponer en documentos jurídicos las obligaciones generales que asumen. 

La integración de las decisiones de privacidad en la tecnología se denomina...